Monte Real y Viña Albina, dos clásicos reservas de Bodegas Riojanas

Ambos tintos de referencia, esta vez del 2007, vuelven por Navidad.

Dos clásicos tintos reserva de referencia, Monte Real y Viña Albina, esta vez del 2007, añada calificada en Rioja como “muy buena”, vuelven a los consumidores esta Navidad, y fiestas vinculadas.

Ambos vinos surgen del laborioso y experto quehacer de una empresa centenaria, Bodegas Riojanas, que los acaba de presentar en el mercado.

El Monte Real «Reserva de Familia» y el Viña Albina «Reserva Selección» son “dos de las marcas más representativas de dicha categoría en la D.O. Calificada Rioja y con mayor reconocimiento entre los consumidores españoles“, ha destacado a «Sano y Sabroso» un portavoz de las bodegas de Cenicero.

Monte Real y Viña Albina.
Monte Real y Viña Albina.

Concreta que “la categoría «reserva» es sin duda la que mejor refleja las cualidades excepcionales del vino de Rioja para envejecer en barrica y la que mayor prestigio está dando a esta región vinícola en los mercados internacionales“.

Desvela que “los vinos de reserva de Rioja alcanzan ya unas ventas anuales próximas a los 70 millones de botellas, y en mercados como Estados Unidos están tenido un crecimiento espectacular del 50% en el último año.

<strong>Unos clásicos con elaboración moderna</strong>
Testimonia que “en la elaboración de ambos reservas se aplican las nuevas tecnologías de control de fermentación y largas maceraciones, realizándose de forma tradicional una prolongada crianza en barricas de roble americano de 24 a 30 meses, con un tiempo mínimo de otros 24 meses en botella antes de salir al mercado“.

El portavoz de Bodegas Riojanas explica asimismo que “Viña Albina ‘Reserva Selección’ 2007 se elabora con un 80% de tempranillo, un 15% de mazuelo y un 5% de graciano, procedentes de una selección de parcelas de viñedo situadas entre Cenicero, San Vicente de la Sonsierra y Villalba de Rioja, un «ensamblaje» que le confiere un carácter representativo de los clásicos reservas de la Rioja Alta.

“Es un vino de color rojo cereza con tonos teja, elegante en nariz, con aromas frutosos y matices de crianza llenos de plenitud y sutileza. Bien constituido, su paso de boca es aterciopelado, equilibrado, con cuerpo y finura. Deja sensaciones persistentes y fragantes que atraen a un nuevo sorbo, con buena evolución en botella“, matizó.

Del otro tinto, el Monte Real «Reserva de Familia» 2007 indica que es un varietal 100 por ciento tempranillo, que procede exclusivamente de los viñedos del término «El Monte», de Cenicero, con una edad superior a 30 años, caracterizados por la baja productividad y alta calidad de las uvas que ofrecen, y que en cata “presenta un intenso color rojo cereza con ribetes teja y potente aroma con carácter vinoso, bien armonizado con notas de excelente madera».

“Sus abundantes taninos, pulidos y sugestivos, le proporcionan una estructura sensual en boca. Sabroso y con cuerpo, la impresión de opulencia se prolonga con un magnifico final de gran persistencia gustativa. Maduro y bien evolucionado, se encuentra en un buen momento de consumo”.

Las sensaciones percibidas en una cata informal, no por ello menos sosegada, nos permiten corroborar las impresiones del experto de Riojanas. Por ello felicitamos a estas bodegas por enriquecer el mercado, un año más, con dos marcas que prestigian la mesa en las grandes celebraciones, como la Navidad, y con las que siempre se queda bien para hacer un buen regalo.

Tanto uno como otro vino mantienen un perfil enológico diferenciado en base a la procedencia de la uva utilizada en su elaboración y representan dos estilos tradicionales de los grandes vinos tintos de reserva de Rioja, unos más potentes y estructurados, otros más ligeros y elegantes. Cada uno con sus devotos, pero ambos para hacer amigos.
www.bodegasriojanas.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *